lunes, 14 de abril de 2008

Hola frío, chau helado!

Cuando estoy acodada en el mostrador de la heladería leyendo y releyendo ese abanico de posibilidades tengo la costumbre de preguntarle al otro ¿De qué te vas a pedir?... Como si sirviera de algo!
Las combinaciones son infinitas, los gustos nuevos con nombres rimbombantes jaquean a los clásicos, los turnos van pasando y no me decido, miro los helados de los que ya pidieron, miro los tachos que exhiben los gustos, cremosos, de colores, con cositas... Sacrifico el dulce de leche granizado por el mascarpone o la frambuesa por el lemmon pie?!

Algo de bueno tiene la llegada del frío, y es que por un tiempo no nos tenemos que enfrentar a dilemas de tamaña envergadura.

2 comentarios:

Clara Oscura dijo...

A mi me gusta tomar helado en invierno también! aunque no con tanta frecuencia.
Y tengo la mitad de complicaciones que el resto a la hora de elegir porque uno de los dos gustos que pido siempre es fijo: limón.
Saludos!

Los amigos del duende dijo...

jejejejejeje ahora el tema rimbombante es la campera azul o la verde??? uno o dos pares de medias???