miércoles, 26 de marzo de 2008

Antes.

Miro el semáforo de la calle transversal en vez de mirar el de mi calle para saber antes cuándo puedo cruzar. Saco las llaves antes de llegar a la puerta de mi casa. Saco las monedas antes de llegar a la parada. Saco las servilletas del mostrador antes de que me sirvan el helado. Le pongo la lechuga, el tomate y la mostaza al pan antes de que esté lista la hamburguesa. Soy impuntual porque llego antes de la hora acordada. Este síndrome de anticipación será para preocuparse?
No me vengan con eso de que “pre-ocuparse” bla, bla, bla.
Lo aclaro “antes” por las dudas.
No puedo parar!

3 comentarios:

Clara Oscura dijo...

Coincido en lo del semáforo y lo de las llaves. También tengo otras más obsesivas, como poner el azúcar en la taza antes de que el agua este caliente para hacer el té.
Creo que más que sindrome de anticipación se trata de ansiedad pura!

Maque Lagos dijo...

Clara oscura: Yo compré una lata para el azúcar que dice "azúcar" por todos lados con diferentes tipografías, y a todas les faltaba el tilde. Se los puse con marcador indeleble... así que a la ansiedad pura le podríamos sumar una pizca de trastorno obsesivo compulsivo????

Gonzalo Otalora dijo...

maque!!!!!! feliz cumple. mil perdones por no haber ido. esto en deuda que saldare. lo prometo.
beso
pd: no me ofende si le agregas acentos a este mensaje....