martes, 3 de agosto de 2010

Reflexiones de invierno.

Don Ramón fue el precursor de Kramer.

El sándwich de salame y queso en pan lactal es más rico si se lo aprieta hasta que le queden los dedos marcados.

En el borde de las cosas se ve lo que aún no teníamos ganas de ver. (gracias paulita, perdón, Paula).

Las orejeras mantienen nuestras orejas calentitas y a salvo de ruidos molestos, pero está mal visto usarlas en interiores.

Un paquete de Frutigran me puede durar todo el invierno.

3 comentarios:

Los amigos del duende dijo...

Que suerte... que el paquete de frutigram te dure tanto!!!...

lo de Kramer no lo entendi... habria chances de explicarlo?

Maque Lagos dijo...

querido duende, es que viendo el chavo me di cuenta que don ramón tiene comportamientos físicos y de personaje, tan excéntricos como el vecino de seinfeld!

Juan Santiago Lagos dijo...

Probá el sanduba de salame y queso en pan francés, untado con manteca fría y con un gin tonic hecho con Cunnington.