miércoles, 8 de octubre de 2008

Desde lejos no se ve.

Dolores de cabeza, consulta al oftalmólogo, A K D O, M T H E, L F C B , receta, elegir marcos, tarasca y anteojos. Y mientras la empleada de la óptica anotaba cosas, me invadieron oscuros pensamientos...
Será mi entrada triunfal a la decadencia física? Ese cansancio de fin de semana impensado en otras épocas habrá sido la primera señal?
Jugar al padel dos horas y tener dolor de espalda dos semanas tendría que haberme avivado? Notar, con cierta bronca, las hordas de teenagers que tomaron las calles por asalto desde que el sol calienta más fue el más claro de los signos?
Los denodados esfuerzos que hacen algunos para lidiar con el paso del tiempo me parecían frívolos, superficiales, irreverentes ante situaciones sociales más densas... pero ahora que miro (con anteojos) la inapelable realidad, entiendo que es algo más complejo y profundo que una simple cirugía. En fin, la realidad es que el tiempo pasa y desde lejos no se ve... más.

3 comentarios:

Los amigos del duende dijo...

El tiempo y el cuerpo no se llevan bien... sobretodo si el cuerpo fue muy exigido...

Uno se siente imparable, que todo lo puede... y de repente, dolores, cansancio y darte cuenta que ya sos un puto adulto...

Los amigos del duende dijo...

no porque sea puto...

sino por que no quiero ser adulto...

Puta dijo...

aaa por eso salen con pendejos!!